Sam Ponsford-2.jpg

Sobre el autor

La fotografía ha estado presente en cada faceta de mi vida desde mi infancia.  Mi padre es un reconocido y enamorado fotógrafo, y cada paseo con la familia siempre era interrumpido con paradas para hacer fotos cuando la luz era ideal.

Mi padre, Galicia 2018.

Mi padre, Galicia 2018.

En mi adolescencia empecé a aficionarme a los deportes de aventura.  Cada fin de semana me fugaba a las montañas para escalar, o a los ríos para practicar kayaking y, más adelante, al mar para hacer surf.  Fue aquí cuando comencé a sacar fotos con una simple cámara de carrete para documentar mis aventuras,  y empecé a desarrollar mi amor por la fotografía. ¡Ojalá aun tuviera esa cámara!

Escalando en mi adoloscencia.

Escalando en mi adoloscencia.

En el 2010 me fui a vivir a Galicia y poco después pude comprarme mi primera cámara DSLR.  Siendo como soy,  un poco obsesivo, me volví adicto a conocer cada engranaje de la cámara y empecé a experimentar con varias formas de fotografía. 

Yo surfeando en Iberia Occidental, 2018

Yo surfeando en Iberia Occidental, 2018

Desafortunadamente unos años después entraron a robar en mi coche, y se llevaron mi querida DSLR.  Lo peor fue que también robaron un disco duro lleno de fotos.  Estuve varios meses sin cámara hasta que mis padres generosamente me regalaron una Nikon DSLR por navidad. ¡Volvía a la fotografía!

Recibir esa cámara fue un punto de inflexión en mi fotografía. La inspiración consrante que suponía vivir en Galicia fue un factor añadido para decidir tomarme el tema de las fotos mas seriamente todavía.

El paraiso que es Galicia

El paraiso que es Galicia

Galicia es, en muchos modos, mi musa.  Aquí, he desarrollado mi pasión por dos tipos de fotografía: paisajística y callejera.  Aunque estos son, al parecer, dos distintas formas de arte, intento encontrar el terreno común entre ambas.

En mi fotografía intento crear imágenes que evocan las emociones de estar en aquel sitio junto con la sensación orgánica que es inspirada por la vieja cámara con carrete de mi adolescencia. 

De hecho, mi camino fotográfico ha cerrado un círculo, dado que el año pasado empecé a sacar fotos con carrete otra vez, y estoy realmente disfrutando al alternar entre fotos digitales y con carrete, intentando difuminar la delgada línea que las separa. 

Espero que a través de mi fotografía se transmita la extraordinaria belleza de los paisajes, pueblos y gente de Galicia.  Muchas gracias por el tiempo que has dedicado a ver mi trabajo.

Muchas gracias por ver mis imagenes

Muchas gracias por ver mis imagenes